¿Cómo elegir un socio para tu negocio?

¿Sólo o acompañado? Es una gran pregunta que algunos emprendedores se realizan al momento de iniciar su camino en el mundo de los negocios.

En estos casos lo esencial es tomar las medidas previas necesarias para salvaguardarte de los riesgos que tiene emprender con un socio.

Es una de las preguntas que más controversia puede suscitar, sobre todo si vas a compartir no sólo capital, es decir socios que comparten la titularidad de una sociedad, sino también que compartirás trabajo de la empresa.

Personalmente, la figura del socio solo la recomiendo en casos extremos, específicamente en los casos en que este socio cubra una debilidad o carencia tuya de tal manera que tú no puedas cubrirla por ti mismo, ni siquiera subcontratando a un tercero.

Te recuerdo que el camino del emprendimiento es arduo y tiene muchos momentos de soledad, sin embargo esta no es razón para buscar un socio. Un socio tiene limitantes y siempre hay uno de los socios que se implica más que el otro.

Pero, si a pesar de lo anterior estas dispuesto a comprometerte con un socio para emprender tu negocio, a continuación te facilito algunos puntos fundamentales que debes de cumplir para llevar la fiesta en armonía:

1- TODO POR ESCRITO: un contrato formal debe ser la base sobre la cual se acuerde y pacten las generalidades y particularidades de esta relación societaria. Específica en qué y cómo se compromete cada socio. Y sobre todo, deja por escrito qué pasaría en caso de desacuerdo o en caso de fin de la empresa.

2- BUSCA UN SOCIO COMPROMETIDO A TU MISMO NIVEL: alguien que vaya en tu misma línea, alineado con tus valores y que te complemente. Es casi como un matrimonio, porque debes de confiar en el/ella y perseguir juntos un proyecto en común.

Un buen emprendedor sabe que es mejor sólo que mal acompañado. ¡Corre la voz y twittea esta frase!

3- PREVIA EXISTENCIA DE RELACIÓN CON EL SOCIO: Si has tenido una relación de sociedad y ha sido positiva, es más fácil entablar otra con menor probabilidad a riesgos de fracaso. Sin embargo, si este posible socio no ha tenido ninguna relación semejante contigo o con terceros, es recomendable averiguar previamente la solvencia y/o situación profesional,laboral o experiencia en el mundo del emprendimiento.

Toma el tiempo que sea necesario, ya que esta es una decisión que no se debe tomar a la ligera ni con el primero que se te cruce en el camino.

Ojo, no busques un socio por miedo a emprender o por no aguantar la presión solo.

Ahora me encantaría saber tus comentarios:

 ¿prefieres emprender sólo o acompañado? ¿y por qué?

 

DESCUBRE LA MEJOR IDEA DE NEGOCIO QUE LLEVAS DENTRO DE TI
Y PONLA EN MARCHA EN 7 DÍAS

COMENZAR EL CURSO
Tus datos están a salvo conmigo, no los alquilo ni vendo, 0 spam.

OTROS POST RELACIONADOS

DESCUBRE LA MEJOR IDEA DE NEGOCIO QUE LLEVAS DENTRO DE TI
Y PONLA EN MARCHA EN 7 DÍAS

COMENZAR EL CURSO
Tus datos están a salvo conmigo, no los alquilo ni vendo, 0 spam.

Cómo encontrar una idea de negocio rentable

Voy a mostrarte, paso a paso, cómo puedes encontrar una gran idea de negocio, romper tu bloqueo mental y dar tus primeros pasos en 7 días.

------- ENTRENAMIENTO 100% GRATUITO -------

No alquilaré ni venderé tus datos. Solo recibirás el taller gratuito y contenido relacionado con mi blog.

Corre la voz y compártelo